viernes, 13 de julio de 2012

Que se jodan

rajoy yes we canHay quien pide la dimisión de la diputada Andrea Fabra (esa niñata Barbie Superpija que consiguió el cargo gracias a las presiones que el mafioso de su papá ejerció para que la incluyeran en las listas) por aquel sonado “¡que se jodan!” que gritó en sede parlamentaria cuando el presidente Rajoy estaba anunciando los recortes al subsidio de desempleo. Yo discrepo: a Andreita Fabra habría que hacerla portavoz del grupo popular. Porque ha logrado resumir la política de su partido con un sentido de la síntesis envidiable.
Porque ese “¡que se jodan!” resume admirablemente todo el sentido del discurso de Mariano Rajoy, que fue más o menos así:

—Señoras y señores diputados miembros de la bancada pepera y querida claca fiel, reciban un afectuoso saludo de este su presidente. Al resto de la chusma rojo-separatista que aquí se sienta, les recuerdo que tenemos mayoría absoluta, así que… que se jodan.
—Lo voy a exponer crudo y claro: aquí no hay pasta, porque los banqueros se han fundido en cocaína y prostitutas toda la que les hemos pasado. Y la gorda de la Merkel me ha dicho que, si queremos que les deje más dinero a los banqueros españoles para que se compren más cocaína y contraten a más prostitutas, tenemos que enseñarle verde, pero ya. Así que, para compensar la baja recaudación de impuestos, como les hemos concedido amnistía a las grandes fortunas, no les cobramos impuestos a las transacciones financieras ni a los clubes de fútbol ni a los inmuebles de la iglesia y hay mucho amiguete nuestro que se escaquea de pagar el IVA que le corresponde, lo subiremos, para que los que sí lo pagan paguen por los que no pagan. Que se jodan.
—Para compensar la putada, y que no todas las pequeñas y medianas empresas se vayan al garete por el aumento de las cargas impositivas y la caída de la demanda, les bajaremos la prestación que deben pagar a la Seguridad Social por sus empleados. Claro que así la Seguridad Social va a descapitalizarse que te cagas, pero al fin y al cabo… ¿no la usan solamente los pelanas que no pueden pagarse un seguro médico privado? Pues que se jodan.
Somos el país europeo con más cargos políticos remunerados, tanto en cifras absolutas como relativas: aquí tocamos a un político por cada cien ciudadanos paganos (que le tienen que pagar el sueldo entre los cien, se entiende). Pero como no es cuestión de ponerse a eliminar cargos, que si no dónde voy a colocar a los maridos de mis chicas, María Dolores y Soraya, en vez de eso les vamos a quitar las pagas extras a los trabajadores públicos, esos que nosotros insistimos en llamar “funcionarios” para aprovechar la ancestral mala fama que conlleva el epíteto. Que se jodan.
—Como en este país hay mucho viejo pellejo que se niega a morir cuando le toca, y nos obliga a hacer mucho gasto en sanidad con sus putos achaques, les vamos a subir las medicinas. Que se jodan.
—Ya está bien de pagarles la sopa boba a esos vagos de los parados. Reduciremos drásticamente la prestación por desempleo, a ver si así mueven el culo y buscan trabajo nuevo. Y si no lo hay… que se jodan.
(aquí, una ovación cerrada de parte de la bancada del PP).
—También eliminaremos de raíz esa cosa de la prestación a los dependientes que se inventaron los sociatas. Si a alguien le ha salido el niño mongolo o taradito, que apechugue y que lo hubiera pensado antes de ponerse a follar sin condón. Y que se joda.
—Tengo algunas otras medidas a tomar… pero supongo que con estas ya se han ido haciendo una idea de por dónde van los tiros, así que para qué explicárselas. Total, los de la bancada del PP me van a aplaudir diga lo que diga, los de la bancada de Convergència i Unió me van a besar el culo a poco que les prometa que les voy a dejar jugar un rato con el llavero del Ferrari, y al resto… que se jodan.
—Ah, y se me olvidaba: a los mineros, si les cierran todas las minas de pronto y al mismo tiempo por la brusca eliminación de la subvención al carbón… que se jodan. Y a los pequeños y medianos comerciantes que no tengan medios para tener abierto las 24 horas y se les lleve la clientela las grandes superficies… que se jodan. Que esto es como en el juego de la oca, a cada uno le joden cuando le toca .
Y eso es todo. Hala, a cascarla.
(El presidente baja de la tribuna, agarrándose las pelotas y diciendo ¡Toma del frasco, Carrasco! Otra ovación cerrada de la bancada del PP).
Bueno, el presidente Rajoy no dijo esto con esas palabras exactas, que fue algo menos claro, y algo más pródigo en circunloquios y eufemismos, como acostumbra. Pero gracias a Andrea Fabra tuvimos un excelente resumen: claro, sin circunloquios ni eufemismos. Es lo que hay. Por todo eso, yo no pido ni pediré la dimisión de Andreíta. Que se quede donde está todo lo que queda de legislatura. Para que la tengamos bien presente y a ninguno se nos olvide a qué clase de chusma algunos votaron para que gobernaran la nación un desafortunado día 20 de noviembre en que se levantaron con la cabeza turbia por la resaca.
Y, de momento, a joderse. Ya llegará el momento de poder decirles: no, jódete tu. Y si no déjalo, que ya te jodo yo bien jodido. O jodida.
Ese momento cada vez está más cerca.
Publicar un comentario