lunes, 24 de enero de 2011

martes, 18 de enero de 2011

Mesa redonda sobre la novela negra

Dentro de los actos de la Semana BCNegra 2011,  el amante de Tsuge Mima y otros cuatro escritores barceloneses que cultivan el género negrocriminal (Leo Coyote, Vanessa Montfort, José Luis Muñoz y Eduard Pascual) participaremos en una mesa redonda sobre la nueva novela negra en castellano. Moderará el coloquio el también escritor barcelonés (y bonaerense) Raúl Argemí. 
La mesa redonda se celebrará el sábado 5 de febrero, en la Biblioteca Barceloneta-La Fraternitat (C. Comte de Santa Clara, 8-10) a las 11 horas.
El programa completo, en el blog de la Librería Negra y Criminal.

viernes, 14 de enero de 2011

El diablo tiene sentido del humor

Aquel tipo se había enriquecido especulando con productos alimentarios. Por su causa muchos agricultores del tercer mundo apenas podían vivir de lo que cultivaban, mientras muchos consumidores del primer mundo apenas podían pagarlo. Y como no hay justicia en este mundo pero en el otro dicen que sí, cuando se murió fue al infierno, donde el diablo le preguntó, como parte de la entrevista de admisión, si tenía algún deseo que satisfacer.

jueves, 13 de enero de 2011

Ibarra desbarra

Quise responder al artículo titulado “Canon digital” que Juan Carlos Rodríguez Ibarra firma en la sección “Tribuna” de la edición del 10 de enero de EL PAÍS. Envié una carta al susodicho periódico, que no  ha estimado oportuno publicarla, así que la publico aquí y santas pascuas. Y, sin más preámbulo, paso a analizar el artículo del señor Ibarra: para empezar, el título es inadecuado, pues el autor no habla en ningún momento, más allá de alguna cita de pasada, del canon digital; se centra en otro tema, el de los derechos de autor sobre los contenidos de Internet, básicamente desde una posición contraria a los mismos. O al hecho de tener que pagarlos.

miércoles, 12 de enero de 2011

Vidriera pedófila

No es Photoshop. No es un dibujo ni una pintura efectuada con ánimo irreverente por ningún artista anticlerical con ganas de choteo. Esta vidriera es de verdad, y se puede contemplar en todo su esplendor en una catedral de verdad, la de Valencia concretamente ¿En qué estaría pensando el obispo cuando mandó ponerla? no me lo diga, no me lo diga, monseñor, que ya me lo imagino... es usted un picarón...